crear un logotipo

Qué cosas no hay que hacer nunca al crear un logotipo

Pocas decisiones hay tan cruciales al emprender un negocio como la de elegir una marca y crear un logotipo ya que son partes fundamentales de la imagen corporativa de una empresa. Un logotipo es mucho más que una simple imagen y, por eso, hay que invertir en él tiempo y dinero. Es, de hecho, una herramienta de marketing, acaso quizá una de las más potentes con las que contará tu empresa. Por tanto, si no estás dispuesto a dedicar a su elaboración ni las horas ni los recursos que hacen falta, será mejor que abandones la idea de dotar a tu negocio de un logo. Nosotros, para ayudarte, queremos indicarte aquí una serie de cosas que jamás debes hacer si, finalmente, te has decidido a acometer la crucial y apasionante tarea de resumir quién eres y que haces en una imagen,

Creer que puedes tú solo y no contar con profesionales

Crear un logotipo es una tarea especializada en la que deben intervenir expertos en comunicación y diseñadores gráficos. Da lo mismo que seas un experto manejando herramientas informáticas de diseño o que seas un espléndido dibujante. Lo que tú puedas hacer por ti mismo no va a bastar. No servirá, aunque seas un experto diseñador o el mejor publicista del mundo. Y no servirá, porque tu implicación con el proyecto cuya identidad quieres resumir en el logotipo te impide abordar el proceso de introspección y autoanálisis previo e imprescindible. Confía en profesionales, explícales qué quieres y quién eres y trabaja si lo deseas codo a codo con ellos. Si no lo haces e insistes en hacerlo todo tú mismo, el fracaso está asegurado.

Pensar que es solo un dibujo y no investigar antes

Claro que hay que saber dibujar y dominar el resto de técnicas que se emplean en el ejercicio del diseño gráfico, pero con eso no basta. Antes de sentarse delante del ordenador o de la mesa de dibujo, es necesario que los profesionales que se van a encargar de crear tu logotipo conozcan todo lo que seas capaz de contarles acerca de tu negocio. Solo así lograrán sintetizar en una imagen la respuesta a una serie de preguntas clave que no son otras que aquellas que te obligarán a explicar de dónde viene tu negocio, por qué hacéis lo que hacéis y cómo lo hacéis y a dónde pretendéis llegar. Cuando tengas esas respuestas, llegará la hora de elaborar un documento o briefing que recogerá toda esa información y a partir del que tu equipo podrá trabajar.

Utilizar imágenes prediseñadas o emplear fotografías de archivo

Observar otros logotipos de negocios parecidos al tuyo es interesante e inspirarse en ellos también puede ser una buena idea; pero nunca optes por coger un logotipo preexistente y modificarlo. Cada logotipo es único y explica una historia concreta. Por ello, cada logotipo debe ser original. Las bibliotecas de imágenes no sirven y los símbolos prediseñados no son útiles. Si te hacen falta fotografías, encargárselas a un profesional y, si necesitas símbolos, haz que alguien los dibuje. Solo así conseguirás un logotipo personal e intransferible capaz de explicar qué es tu empresa.

No cuidar las tipografías y escoger cualquier color

Son fundamentales y, si se usan bien, puedes utilizar muchas cosas para crear un logotipo. Jamás escojas una tipografía o un color simplemente porque te gustan. Antes de hacer cualquier tipo de elección, pregúntate qué aporta ese elemento a tu discurso.

Recargar y crear un logotipo caro de reproducir

Un logotipo es una herramienta de comunicación y sirve para trasladar a clientes, clientes potenciales, competencia y administraciones un discurso que resume qué es tu empresa, a qué se dedica y por qué y cómo trabaja y para quién. Todo elemento que no añada significado a ese discurso es, por tanto, prescindible y complicará la tarea de reproducción de tu logotipo.

 

¿Se os ocurre alguno más que no hayamos mencionado?¿Qué os gusta de los logotipos que véis cada día?

Si te gusta comparte 🙂 :Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this page
1Comment
  • Paulo Martins
    Posted at 12:55h, 14 Agosto Responder

    Muy buen post, Alberto. Me va genial, pues estamos en ello… Hace poco llegó una propuesta de mis hermanos combonianos en Roma, para elegir un logo internacional, que todos puedan usar. Infelizmente parece que bien poquito de lo que escribes fue tenido en cuenta! Sigue adelante e aí ‘nos vemos’… J. Paulo (@comboninao.brasil)

Post A Comment