hacer un plan de marketing digital

Cómo hacer un plan de marketing digital para tu empresa paso a paso

Por qué hacer un plan de marketing digital

Las nuevas tecnologías y la democratización de la publicidad han hecho que sea más necesario que nunca que las marcas que quieran estar presentes en el mercado, se hagan un hueco en el mundo digital. La publicidad tradicional, tal y como la conocíamos, se ha adaptado a los nuevos tiempos con formatos y lenguajes diferentes, adecuados a la multitud de canales con los que podemos contar.

El primer paso para implementar una estrategia digital para tu marca será hacer un plan de marketing digital. En este post, harás un recorrido sobre las nociones más importantes que has de tener en cuenta para hacer el plan como lo haría una agencia de marketing digital . Es necesario que sea legible, claro, conciso y con unos objetivos muy claros.

Fases para hacer un plan de marketing digital

 

Situación actual 

Antes de lanzarte a pensar qué herramientas vas a utilizar, has de poner en perspectiva el estado de la marca o empresa en ese momento para saber qué es lo más adecuado.

 

Análisis general para hacer un plan de marketing digital 

Evaluarás a qué se dedica la empresa, cuál es su historia y cuáles sus principios. Dentro de este apartado incluirás el análisis DAFO, en el que analices cuáles son las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu empresa. De esta forma sabrás detectar cuáles son sus puntos débiles para solventarlos y los fuertes para sacar partido de ellos.

En caso de que se haya implementado en algún momento otro tipo de estrategia, habrá que evaluarla. Tienes que saber todo lo que se ha hecho con anterioridad. Por ejemplo, si la empresa tiene redes sociales, analizarás qué fallos se están cometiendo y qué mejoras hay en marcha, al igual que si se han hecho campañas de Adwords o a través de cualquier otro canal.

Estudia a tu competencia  

Este punto es muy importante. Para hacer un plan de marketing digital, habrá que saber quiénes constituyen la competencia de la marca, lo que están haciendo y qué puedes hacer para diferenciarte de ellos. Queda muy mal realizar un plan de contenidos, por ejemplo, y comprobar después que es similar a lo que hace la competencia.

Target : Define tu público objetivo  

Unido a la competencia, también es realmente importante para implementar una estrategia. Si quieres mandar un mensaje, tendrás que saber a quién va dirigido. No es lo mismo hablar con adolescentes que con profesionales; tampoco con publicistas que con abogados. Así que debes determinar todos los datos posibles sobre tu público objetivo, como edad, geografía, posición social o profesión. En caso de que quieras lanzar un nuevo producto, harás antes un análisis de mercado para saber cómo introducirlo en tu target o para saber quiénes podrían estar más interesados en él.

Plantear los objetivos a conseguir 

Una vez hecho el análisis completo de la situación de la marca y sus competidores, habrás detectado cuáles son las necesidades que hay que cubrir. Para esto, plantea una serie de objetivos, recordando que es importante ser realista. No propongas unos objetivos infinitos que sean inalcanzables; la sinceridad es un plus muy importante, sobre todo si tratamos con clientes que serán más exigentes a la hora de pedir resultados.

Dependiendo del proyecto que tengas entre manos, establece una serie de objetivos generales y otros más concretos. Estos objetivos, pueden ser más cualitativos como generar awarness  (conocimiento, percepción o recuerdo de una marca) entre el target o mayor reconocimiento de marca. Otros objetivos serán más cuantitativos, como conseguir leads a tu página web, aumentar el número de seguidores o conseguir más visitantes únicos en el blog.

Definir tu estrategia   

Con los objetivos siempre presentes, ha llegado el momento de plantear cómo los vas a conseguir. ¿Qué herramientas son más útiles? ¿Qué acciones pueden ser determinantes? ¿Con qué podemos contar? ¿Qué acciones pueden calar en nuestro público objetivo?

Para hacer un plan de marketing digital, analiza canales como las redes sociales. Echa un vistazo a este post sobre las ventajas y las desventajas de las redes sociales antes de nada.

Es determinante saber elegir la red social que mejor conecte con tu público; igualmente, plantéate realizar campañas de Social Ads para mejorar el alcance de tu objetivo si quieres más impresiones y mayor repercusión o conversión.

Tener un blog o página web (ambas incluso, mejor) es esencial, porque funciona como motor de toda la presencia en la red. Aqui tienes diferentes tipos de paginas web para que elijas.  A ello puedes añadir una estrategia de posicionamiento SEO u orgánico  y/o otra de pago (SEM), además de campañas de email marketing. Eso sin olvidar la importancia de la estrategia de marketing de contenidos o las acciones con influencers para conectar con los usuarios.

Todo el planteamiento debe ser coherente y homogéneo. Si vas a utilizar Instagram en lugar de LinkedIn, por ejemplo, tienes que añadir un por qué. Al igual que si piensas en un presupuesto para realizar anuncios de Google Adwords para la red de búsquedas, deberás estimar con qué presupuesto podrás alcanzar el objetivo.

Uno de los pasos más importantes de la estrategia que conviene mencionar es implementar la identidad digital de la marca. Puede ser que tu empresa ya cuente con una sólida que simplemente requiera un seguimiento. En caso de no ser así, se hace necesario contar con una identidad digital estable que recorra todo el plan. Esta identidad digital determina el tono de la marca en todos los canales y la imagen corporativa de la empresa (logo, tipografía y color corporativo). De esta forma, toda la comunicación irá en la misma línea y la marca será coherente en todos los canales ante los ojos de sus usuarios.

Acciones a llevar a cabo   

Con el plan estratégico hemos determinado los canales y herramientas más apropiados para alcanzar nuestros objetivos. En este punto, hay que “bajar a tierra” la estrategia y concretar el tipo de acciones que se van a llevar a cabo en torno a estos canales. Si lo que quieres es dar a conocer un nuevo producto entre el público juvenil, quizás hayamos seleccionado que las mejores herramientas para darlo a conocer son Instagram, un blog enfocado a posicionamiento con las keywords más apropiadas y una pequeña campaña con influencers.

A partir de aquí definirás lo que vayas a hacer exactamente. Si vas a publicar en Instagram contenido enfocado a este producto o si optas por Instagram Ads. Qué tipo de publicaciones harás en el blog y qué palabras clave son las más apropiadas. Y qué influencers encajan con el público objetivo y cómo puedes colaborar con ellos (mención, compartir foto, concurso, subir un vídeo, etc.). Todo ello, claro y calendarizado en el tiempo.

Monitorización de los resultados obtenidos  

Durante el proceso en el que tus acciones estén en marcha, será necesario monitorizar al momento los resultados, por si hay que realizar modificaciones. Si hay algo que no funciona, no tiene sentido seguir adelante con ello mientras se consume el presupuesto. Por eso es tan importante que, al hacer un plan de marketing digital, contemples la posibilidad de hacer un seguimiento periódico de los resultados de tus acciones.

Igualmente, harás informes detallados al final de cada acción o periodo concreto para evaluar el ROI (retorno de inversión) y los KPI’s o indicadores a tener en cuenta para medir el éxito de las acciones y estrategia planteadas.

Cada canal tiene sus KPI’s correspondientes. En redes sociales, los más importantes son: el número de seguidores, el engagement (interacción del público con las publicaciones), las publicaciones que más éxito han tenido, cuál es el comportamiento de los usuarios (horarios, días de mayor afluencia, intereses…), dispositivos desde los cuales te han visitado, el CTR y, en el caso de haber realizado campañas de Ads, el éxito vendrá dado por el lema “a menor gasto, más resultados”.

En el caso, por ejemplo, del  SEO, realiza un informe detallado del posicionamiento de la página. En este, refleja datos como el tráfico (de dónde vienen las visitas), el número de visitantes únicos, el tiempo medio de permanencia en una web o si ha habido conversiones de forma orgánica. Además, también debes evaluar dónde se encuentra tu página web , si la localizas en la primera página del buscador, si las keywords implementadas dan resultado por búsqueda y cuál es la situación si la comparas con la competencia.

Dentro del SEM, también evaluarás el tráfico hacia la página web y las fuentes. Añade además el número de clics, conversiones de pago o impresiones de los anuncios entre el público delimitado.

En cuanto al email marketing, tiene algunos indicadores como las tasas de apertura, de rebote y de clic, si se ha hecho algún reenvío o cancelación y los clics hacia la información. Igualmente, si realizas acciones con influencers, has de pedirles que te faciliten algunos datos relacionados con el tipo de relación. Por ejemplo, si ha mejorado el tráfico a su web, el número de seguidores en sus redes sociales, todo tipo de interacción para saber si la acción de la marca ha generado interés entre su público, al igual que los posibles detractores que hayan podido surgir en torno a ella.

Como ves, hacer un plan de marketing digital desde el inicio no es tan complicado como puede parecer. Lo más importante es seguir los pasos, no querer adelantar, conocer bien la marca sobre la que aplicar este plan, mantener una escucha activa en torno a todas las tendencias del mercado y a lo que dicen los usuarios y, sobre todo, mucha paciencia. Los resultados se consiguen con esfuerzo, no de un día para otro.

Cómo hacer un plan de marketing digital para tu empresa paso a paso
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados