qué es el CRO

Qué es el CRO y por qué estan importante para tu marca

Cada vez resulta más habitual emplear siglas a modo de palabras para comunicarnos dentro del mundo del marketing, que si SEO, CRM, ROI, CTA… Y hoy queremos contarte qué es el CRO y por qué es tan importante para tu empresa y tu marca, un concepto que está permitiendo que diferentes compañías aumenten sus ventas y, por tanto, sus ingresos, así como sus resultados en la web.

Qué es el CRO

La palabra formada por las siglas CRO, se refiere a Conversion Rate Optimization, en español optimización del ratio de conversión. En definitiva, se trata de la optimización que se realiza de la tasa de conversión del tráfico de una web, la implementación de diferentes acciones para que los usuarios naveguen por las que más les interesen convirtiendo a esos usuarios en una venta.

Sin tráfico no  hay conversiones

Y eso nadie puede, ¿verdad? Si no hay visitas en una página web, no habrá conversiones, y como consecuencia, no habrá ventas. La triste realidad es que alrededor de un 80% de las empresas no están satisfechas con los niveles de conversión que han conseguido.

Hay que aclarar una cosa importante. No todas las empresas buscan conseguir clientes o ventas, el objetivo de algunas webs es meramente informativo, es decir, el CRO no solo trata de convertir en clientes a los navegantes o usuarios.

Entonces, dependiendo del objetivo que tengo cada web, el CRO se basará en conseguir la conversión de usuarios pasivos en activos, consiguiendo así los objetivos de marketing establecidos o lo que es lo mismo, el CRO utiliza las necesidades de los usuarios que navegan por una web para recuperar el rendimiento de la misma.

Mi reino por una conversión

Para continuar explicando que es el CRO hay que hablar de SEO. Al realizar un buen trabajo de posicionamiento en buscadores, se consigue llamar más la atención de aquellos usuarios que aterrizan en nuestra web para encontrar lo que andaban buscando. Si lo compran… ¡Habrá una conversión! Y aclaramos algo que ya comentamos antes, una conversión no solo tiene que tratarse de una venta, también puede referirse a mejorar esas acciones que lleven atraigan a leads o suscriptores, llamadas o correos electrónicos solicitando más información sobre tus productos o servicios.

Es aquí donde el CRO entra en juego. Es posible que tus clientes potenciales lleguen a encontrarte, pero que no acaben comprando tus productos o solicitando información sobre tu marca, entonces, ¿de qué han servido todas esas visitas a la web?

El CRO pretende que el índice de conversiones, aun siendo el mismo tráfico, aumente de forma considerable. Algo que se aleja de la función del posicionamiento SEO. Por ejemplo, de cada 100 visitas a tu web, 1 usuario se suscribe a la Newsletter, lo que significa que tu tasa de conversión estaría en un 1%. Ahora bien, no importa que las visitas sean 1000 y de esas, 10 usuarios se conviertan en suscriptores, el CRO seguirá siendo 1%.

¿Qué tal si en lugar de aumentar el tráfico o tasa de conversión, aumentamos el CRO? Al final el CRO no es más que una estrategia que tiene por objetivo optimizar la conversión de usuarios en suscriptores, ventas o clientes. Esta estrategia sigue un proceso que podemos dividir en los siguientes pasos:

  1. Identificación y análisis

El CRO no es más que un híbrido entre maquetación web, usabilidad y una buena estrategia de marketing. El análisis de nuestro sitio web es crucial para definir los puntos que vamos a mejorar con nuestra estrategia de CRO para aumentar la tasa de conversión.

  1. Marcar una hipótesis

Cuando se haya analizado toda la información y se hayan determinado bien los puntos tras un análisis crítico y constructivo de todo aquello que atañe a nuestra web, llega el momento de fijar una hipótesis. Estas conjeturas suelen ser bastante arriesgadas ya que puedes acertar o refutarlas, pero es la única forma de averiguar dónde reside el problema.

Es posible que se haya producido un abandono de nuestra página por parte de los usuarios debido a que no se han usado las palabras clave o keywords convenientes; entonces aquellos usuarios que han llegado a nuestra página no han encontrado lo que realmente estaban buscando.

  1. Testeo

Como con cualquier estrategia, hay que probarla para comprobar que funciona. En esta fase del CRO, realizaremos diferentes testeos para poder verificar, o no, la hipótesis que habíamos planteado. Estos datos nos los proporcionarán las estadísticas de nuevas ventas o registros.

  1. Propuestas

Una vez obtenidos los resultados de las pruebas, ha llegado la hora de poner sobre la mesa diferentes propuestas de mejoras en la web, un brainstorming de toda la vida. Podemos cambiar las keywords que habíamos elegido anteriormente, modificar el diseño de web o la interfaz, insertar formularios, descuentos, imágenes… ¡Lo dejamos en manos de tu imaginación y creatividad!

  1. Análisis de resultados

Imprescindible. Si quieres que cualquier campaña funcione, debes comprobar los resultados y realizar un análisis de los mismos para comprobar que está teniendo el efecto que buscabas o si hay que pensar en una nueva estrategia. En este caso, tendremos que ver si se ha mejorado la tasa de conversión, utilizando los indicadores correctos.

De cara a alcanzar mejores resultados en nuestra estrategia de CRO, no se debe cerrar la estrategia, la hipótesis o el testeo sino continuar con la mejora constante que nos permita identificar otros fallos y mejorarlos.

Para que el CRO de tu web sea elevado, necesitar conseguir tráfico. Cuando lo hayas conseguidos, es importante ofrecerle lo que busca de forma rápida para que se trate de un tráfico cualificado o activo, en definitiva, clientes potenciales.

El valor más importante que aporta a una marca una estrategia de CRO es esa mejora continua por y para el usuario. Esa meta de optimizar la conversión, debe perseguir unos objetivos claros y ambiciosos que, a largo plazo, se convertirán en todo un éxito. Esta optimización, se trata de una ciencia en sí misma y requiere paciencia por parte del equipo de marketing que la lleve a cabo.

Así que ya lo sabes, si deseas obtener un rendimiento máximo de la web de tu marca y conseguir todas las conversiones posibles, es necesario realizar una campaña de CRO con la que optimizar todos los elementos de la web de manera continua.

¡Si estás interesado puedes contar con el equipo de Buda Marketing! Realizaremos una estrategia personalizada ti, que se adapte a tu web y a tu marca, ofreciéndote un aumento real y constante de tu tasa de conversión.