usabilidad web

Usabilidad web: qué es y consejos para mejorarla

Los sitios web que reciben un mayor número de visitas son aquellos que están mejor organizados y adaptados a las necesidades de los usuarios. Cuando una persona ingresa a una página web, espera poder navegar en ella de una manera fácil, intuitiva, segura y agradable. Dicha facilidad de navegación e interacción depende directamente de la usabilidad web.

¿Qué es la usabilidad web?

En la época actual, las personas le dan mucha importancia al contenido visual, a la organización y a la velocidad de carga de cualquier plataforma online. Por eso, conviene diseñar páginas web que atraigan y retengan a los usuarios.

El término de “usabilidad web” hace referencia a la sencillez y comodidad con la que los usuarios pueden navegar y explorar una determinada página web, de tal forma que puedan encontrar rápidamente la información que buscan. Así, podemos decir que el término de “usabilidad” engloba tres factores importantes:

  • Facilidad de navegación. Hace referencia a qué tan intuitiva es una plataforma online, de tal manera que el usuario pueda navegar de forma natural y sencilla, con el fin de encontrar la información que necesita.
  • Tiempo de espera. Se refiere al tiempo de respuesta y a la capacidad de carga de la web, los cuales son factores que permiten que el usuario consiga rápidamente lo que busca.
  • Grado de satisfacción. Esto indica qué tan agradable fue la experiencia del usuario al navegar por la plataforma.

En general, se dice que una página web tiene más usabilidad si el usuario puede navegar en ella rápidamente y de forma agradable, encontrando el contenido que desea sin necesidad de recorrer muchas secciones.

¿Por qué la usabilidad web es tan importante?

La usabilidad web es una de las herramientas más importantes para definir el éxito de las estrategias de marketing digital de un negocio o empresa. Además, es un elemento importante para lograr que los usuarios visiten y permanezcan en una web.

usabilidad web

¿Alguna vez te ha pasado que entras a una web que tarda mucho tiempo en cargar? ¿Cómo te has sentido cuando navegas por una plataforma y, por más que entras en diferentes enlaces, no consigues la información que buscas? Seguramente en circunstancias como estas has abandonado el sitio. Esto se debe a que las páginas con dichas características tienen poca usabilidad, y por tanto generan una mala experiencia en los usuarios.

En este sentido, se puede decir que la falta de usabilidad web es la principal razón por la cual los usuarios abandonan las plataformas online. Esto se traduce en pérdidas de lectores, de suscriptores, de clientes y, por tanto, de ventas.

Sea que tengas un blog, una tienda online o algún otro tipo de página, la usabilidad web es de vital importancia para hacer crecer tu negocio, posicionarte en el mercado y fidelizar clientes o lectores.

¿Cuáles son sus ventajas?

Tener una página web que destaque por su usabilidad tiene una gran variedad de beneficios, como son:

  • Genera una buena experiencia de usuario. Esto da como resultado que el usuario quiera volver a visitar la web en el futuro, ya que se siente a gusto en ella.
  • Aumenta el número de visitas. Esto se traduce en un mayor número de clientes, suscriptores y lectores, así como también en un incremento en las ventas.
  • Logra un aumento en el tiempo de duración de las visitas.
  • Permite que los usuarios se sientan tan satisfechos que incluso recomienden la web a otras personas.
  • Ayuda a aumentar el posicionamiento web de la página en los diferentes motores de búsqueda.
  • Genera un mayor grado de productividad en el usuario, ya que este no tiene que invertir tanto tiempo en aprender cómo navegar por dicha plataforma.
  • Facilita la interacción con el usuario, mejorando la comunicación y la retroalimentación.
  • Como se mencionó con anterioridad, permite conseguir un mayor número de ventas a través de dicha página web.

¿Cómo mejorar la usabilidad web?

El principal objetivo de cualquier plataforma online debe ser: ayudar al usuario a que pueda conseguir la información que busca en el menor tiempo posible y sin necesidad de invertir mucho esfuerzo. Teniendo siempre presente dicho objetivo, es posible mejorar la usabilidad de la web.

Sin importar el tipo de página que manejemos (sea una tienda online, un blog personal, un canal de noticias, etc.), siempre va a ser necesario mejorar la usabilidad web de la plataforma. Navegar por cualquier página web debe ser una experiencia agradable, óptima, satisfactoria y positiva para los usuarios.

Realmente, mejorar la usabilidad requiere de la combinación de diferentes factores y habilidades. Se necesita crear contenido de calidad, diseñar apropiadamente la plataforma, organizar cada ítem de forma adecuada y contar con los mejores proveedores tecnológicos para el hosting y el dominio web.

En este sentido, podemos decir que para mejorar e incrementar la usabilidad web de cualquier plataforma se debe:

  1. Estructurar y organizar adecuadamente la información. Las páginas web con mejor usabilidad son aquellas que organizan su contenido siguiendo un patrón jerárquico definido y apropiado. De esta manera el usuario podrá saber cómo navegar en la web de manera intuitiva, lo que aumentará la facilidad de conseguir la información que busca.
  2. Aumentar la velocidad de carga de cada enlace. El peso y la velocidad de carga de una plataforma son dos factores importantes a la hora de mejorar la usabilidad web. Cuando un usuario ingresa alguna página que tarda en cargar su contenido, inmediatamente tendrá una opinión desfavorable y abandonará la página.

Para mejorar estos puntos, es indispensable contar con un proveedor de servicios web fiable y acorde a la ubicación geográfica en donde se encuentre nuestro público objetivo. También se debe tener cuidado de no sobrecargar la página con imágenes, videos y contenido visual que aumente el peso y la velocidad de carga de dicha plataforma.

  1. Permitir que el usuario tome el control. Este punto tiene estrecha relación con el anterior, ya que hace referencia a que el usuario debe saber en qué lugar de la web se encuentra y cómo puede acceder a otras secciones dentro de la misma.

Para lograr esto, los menús de la web deben ser accesibles y fáciles de visualizar, a la vez que el contenido de cada sección debe estar colocado de manera estratégica.

  1. Contar con un diseño visual atractivo. Los diferentes recursos visuales de la web (como son, por ejemplo, la paleta de colores, la tipografía, las imágenes y los textos) deben estar orientados a generar una experiencia agradable en el usuario.
  2. Mejorar la interacción. El usuario debe hacer intuitivamente acciones como descargar contenido, desplegar menús, contactarse con la empresa, ampliar información, etc. Para lograr esto, se necesita contar con un diseño claro y con mensajes apropiados.
  3. Sintetizar la información. Cualquier usuario busca obtener resultados rápidos y precisos, por lo que debe eliminarse de la web cualquier información que sea innecesaria. La información carente de utilidad no solo aumentará la velocidad de carga de tu web, sino que también cansará a los usuarios.
  4. Adaptar la plataforma para los diferentes dispositivos. En la época actual, los usuarios no solo utilizan una computadora para navegar por una web, sino que también lo hacen a través de teléfonos inteligentes y otros medios tecnológicos. Por eso, para mejorar la usabilidad web, es imprescindible que la página sea compatible con las diferentes resoluciones de pantalla y con los distintos medios de navegación.
  5. Evitar los enlaces rotos. Los enlaces rotos en definitiva disminuyen la satisfacción de cualquier usuario que visite una plataforma online. Por eso, evita en lo posible tener enlaces rotos dentro de tu web y revisa constantemente tu plataforma.

Si no puedes evitar estos enlaces porque tu página está en remodelación o porque aún no has terminado de diseñar cada sección, te recomendamos informar creativamente la razón de dicho enlace roto.

Recomendaciones finales

  • Evita utilizar las llamadas “ventanas emergentes“. En caso de que las necesites, no abuses de ellas.
  • Utiliza menús interactivos en cada página, organizados apropiadamente y evitando que estén cargados de información.
  • Si la página posee mucho contenido, puedes agregar un mapa del sitio.
  • Evita utilizar excesivamente cualquier tipo de elemento que pueda distraer la atención de los usuarios (como animaciones, imágenes, etc.).
  • Mantén coherencia entre el diseño de la web, la paleta de colores y la tipografía utilizada en cada enlace.
  • Fomenta la interacción del usuario.
  • Crea contenido fácil de leer.
  • Adapta la web para que sea fácil navegar por ella utilizando cualquier tipo de dispositivo tecnológico (sea móvil, tablet, ordenador, etc.).
  • Agrega una barra de búsqueda dentro de la plataforma.
  • Resalta la información de contacto, de tal manera que el usuario sienta que será atendido en caso de cualquier duda.

No olvides que la usabilidad web es un factor que definirá el éxito de tu plataforma online. Por eso, no temas invertir tiempo y esfuerzo en mejorarla. Si aplicas estos consejos, verás cómo tu web genera una buena experiencia de usuario, lo que repercutirá en un aumento de tus visitas y, por supuesto, de tus ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *