Black Hat SEO

¿Qué es el Black Hat SEO?

Son muchas las personas que cuando comienzan a dar sus primeros pasos en el mundo del marketing digital se topan en primer lugar con el SEO, el posicionamiento en buscadores. Esto ocurre porque se trata de una de las herramientas fundamentales con las que contamos para dar visibilidad a proyectos online.

Después, una vez que comienzan a profundizar en el ámbito del SEO, se encuentran con el término Black Hat SEO. Y lo normal es que en un primer momento no sepamos en qué consiste este concepto.

Para aclarar cualquier duda que pueda haber y descubrir qué es el Black Hat SEO, vamos a ver información introductoria para este área del posicionamiento SEO en Google y otros buscadores. Y también veremos algunas técnicas y consejos fundamentales del Back Hat. De esta forma vamos a poder tener toda la información para poder decidir si queremos utilizarlo para nuestros proyectos o no.

Del SEO al Black Hat SEO

Para tratar de aclarar el concepto y que todo el mundo comprenda de qué trata el Black Hat SEO, lo primero que hay que aclarar qué es el SEO. El posicionamiento en buscadores, o Search Engine Optimization en inglés, es un conjunto de técnicas que nos permiten tratar de posicionar páginas de nuestro sitio web en los resultados de búsqueda de Google u otros buscadores, cuando se hace una búsqueda utilizando una palabra clave o frase clave en concreto.

De esta forma hay que valorar que dentro del SEO, encontraremos técnicas que tienen que ver directamente con el trabajo que podemos realizar dentro de nuestra propia página web. Son las diferentes técnicas de SEO On Page y SEO Off Page  que conforman una estrategia SEO

El propio Google proporciona a todos los webmasters o responsables de páginas web, una serie de indicaciones sobre cómo quiere que se desarrollen las páginas web. Sobre cómo hay que etiquetar la información, cuál es el mejor código para nuestra web y en definitiva qué es lo que quiere que hagamos para posicionar mejor en base a sus consideraciones.

Dentro del SEO hay otros factores que no podemos controlar como la competencia y sus esfuerzos por mejorar en el ámbito del SEO. Por otro lado también están los cambios en el algoritmo de posicionamiento y organización de resultados de Google. Estos varían cada cierto tiempo y nos afectan directamente. Estos factores son muy importantes y por lo tanto dificultan nuestros esfuerzos de posicionamiento. Es por ello por lo que el SEO es una técnica compleja que no garantiza siempre los resultados que deseamos.

Entonces… ¿qué es el Black Hat SEO?

Una vez que hemos comprendido en qué consiste el SEO podemos aclarar de qué trata el Black Hat SEO.

El Black Hat SEO no busca tratar de conseguir el favor de buscadores de internet como Google adaptándose a sus requisitos. Lo que busca es tratar de «engañar» a los buscadores para conseguir el mejor posicionamiento posible. Esto se consigue optimizando webs a través de técnicas cuyo uso están desaconsejadas por parte de los buscadores. Estas técnicas no aconsejadas se combinan con otras que sí están permitidas. Con ello, lo que conseguimos es tener una web perfectamente optimizada para tener ventaja sobre la competencia y «engañar» a Google en cierta manera.

Podríamos resumir diciendo que el Black Hat SEO es el conjunto de técnicas, no recomendadas y no permitidas por parte de los buscadores, para tratar de conseguir el mejor posicionamiento posible en ellos.

Consejos y nociones básicas sobre Black Hat SEO

Tenemos que tener en cuenta que el Black Hat SEO trata de aprovecharse de ventanas de oportunidades que los buscadores dejan abiertas. Estas ventanas no se dejan abiertas a propósito, sino que en muchas ocasiones son fallos que los propios buscadores no han contemplado. O bien simplemente se trata de cuestiones que todavía no han sabido resolver a nivel técnico de forma masiva para que no se puedan aprovechar.

Los expertos en Black Hat aprovechan esto para poder tener ventaja y conseguir un posicionamiento mejor para sus webs. El Black Hat SEO tiene, por lo tanto, cierto nivel de riesgo. A pesar de ello, muchos expertos en la materia lo llevan practicando años de forma continuada siendo prácticamente indetectables.

El consejo para los novatos de los profesionales en esta área es que el Black Hat SEO tiene que ser utilizado con cabeza. No es para nada recomendable utilizar este tipo de técnicas a diestro y siniestro si nunca antes las hemos usado. Y, por supuesto, es poco recomendable tratar de implementarlas en algún proyecto importante. Al final ese proyecto puede ser objeto de una penalización por parte de Google y terminaremos por tener problemas mucho más graves que el beneficio que íbamos a conseguir con un buen posicionamiento.

Si nos decidimos por el uso del Black Hat SEO, tenemos que ser consecuentes con los riesgos que este tipo de técnicas pueden tener. Si finalmente optamos por utilizarlas, tiene que ser bajo nuestra propia cuenta y riesgo. Hay que saber que Google, o cualquier otro buscador, pueden detectarlo y penalizar nuestra página web con severas consecuencias en términos de visibilidad.

Black Hat SEO: Técnicas habituales

Vamos a echarle un vistazo a algunas de las técnicas más habituales que se utilizan en el mundo del Black Hat SEO. Lógicamente los expertos en la materia se reservan las mejores para ellos mismos, pero las que veremos a continuación son algunas de las más frecuentes.

Cloacking, mostrando contenido diferente

El Cloacking es una técnica bastante frecuente en el ámbito del Black Hat SEO, muy utilizada en años anteriores, cuando resultaba mucho más sencillo engañar a Google. Consiste en mostrar un contenido para los buscadores y otro diferente para los usuarios. El contenido que pueden ver los buscadores tiene una optimización muy fuerte para palabras clave en concreto para conseguir el mejor posicionamiento posible, mientras que el contenido para usuarios resulta agradable y muy visual, para favorecer la experiencia de usuario por ejemplo.

Keyword Stuffing, repitiendo palabras clave

Se trata de una técnica que también fue muy popular hace algunos años. Consiste en repetir palabras clave que queremos posicionar de forma exagerada por diferentes lugares del texto de una página web, para tratar de conseguir un mejor posicionamiento. Si bien es cierto que esta técnica conseguía resultados, hoy en día ya no es efectiva: Google ha desarrollado algoritmos capaces de detectar si un texto es natural o no y por lo tanto, las páginas web en las que, por ejemplo, podíamos ver palabras clave repetidas en la zona inferior para posicionar ya no son efectivas.

Compra de enlaces, linkbuilding forzado

Los enlaces son una parte fundamental del SEO. Si no hay backlinks, es decir, enlaces que apunten hacia nuestra página web para transferirnos autoridad, difícilmente vamos a conseguir que nuestro sitio web se posicione en un escenario de alta competencia. Muchos expertos en Black Hat SEO compran enlaces de forma masiva para transferir autoridad a su web. Se trata de una técnica bastante común, que si se hace con cabeza es difícilmente detectable. Sin embargo, Google tiene recursos para determinar si se trata de enlaces naturales, algo que el buscador, lógicamente, permite y promueve.

Spinning de artículos

Esta técnica consiste en utilizar softwares automatizados para transformar y generar nuevos artículos de forma totalmente automatizada. Con esto lo que se consigue es crear ingentes cantidades de artículos, para generar mucho contenido para un sitio web en concreto o para varios.

Lo cierto es que Google quiere que nuestras páginas web tengan mucho contenido, pero también quiere que éste sea de calidad. El spinning de artículos, si bien es cierto que en la actualidad está muy refinado, todavía no consigue unos textos realmente interesantes que generen información de calidad. En cualquier caso es una técnica que funciona y que se utiliza de forma frecuente a pesar de que los textos no tengan mucho valor.

Texto oculto en el contenido

Hoy en día, esta técnica no funciona realmente; es un clásico dentro del mundo del Black Hat y consiste en algo tan sencillo como introducir palabras clave del mismo color del fondo de la web, para ocultar el texto. De esta forma se conseguía engañar a Google para que pareciese que había más contenido del que realmente había.

Ataques de SEO negativo

El Black Hat SEO también se puede utilizar para perjudicar a la competencia. Para ello se utilizan los ataques de SEO negativo. Lo más frecuente en este tipo de ataques es comprar enlaces de mala calidad para que apunten hacia la competencia. A los ojos de Google parecerá que nuestro competidor ha comprado enlaces de forma masiva. Esto es algo que Google no permite y por lo tanto resultará perjudicial para esa otra empresa.

 

Ahora que ya sabes en qué consiste el Black Hat SEO, puedes empezar a investigar cómo utilizarlo en tu favor, pero has de tener siempre en cuenta que se trata de una práctica poco aceptada y fuertemente penalizada por los grandes buscadores. Te toca a ti valorar si merece la pena el riesgo. Si te has metido en este post buscando como subir posiciones rápido es mejor que contrates una agencia seo en Madrid o donde vivas que te asesore y te ayude a implementar las técnicas que te permitan conseguir posiciones de una manera efectiva y sin riesgo

¿Qué es el Black Hat SEO?
5 (100%) 1 vote[s]

Artículos relacionados