neuromarketing

El poder del neuromarketing. Definición y ventajas

Hacer marketing es muchísimo más que hacer un anuncio. La publicidad va más allá de escoger una frase que enganche y una imagen llamativa. Busca remover, concienciar, sorprender. El marketing de verdad entra en la mente de la audiencia para rebuscar en lo profundo de sus orígenes y actuar en base a ellos. El neuromarketing ha llegado para quedarse, y las empresas que apuestan por invertir en publicidad real se han hecho en algún momento la pregunta: ¿Qué es el neuromarketing y cómo puede ayudarme a vender más? Lo que es cierto es que son muchas las empresas que han alcanzado el éxito gracias al neuromarketing.

Paso a paso.

¿Qué es el neuromarketing?

El 100% de las veces que se menciona la palabra hay alguien que pregunta: ¿Qué es el neuromarketing?

El neuromarketing o neoromercadotecnia es la aplicación de técnicas de neurociencia al terreno del marketing. Se adentra en la actividad neuronal de las personas para explicar su comportamiento. De esta forma, aplicamos la neurociencia para comprender la forma en que nuestros usuarios responden a los estímulos.

Trata de estudiar procesos como la atención, percepción y memoria de forma científica para obtener resultados que se puedan medir y contrastar.

En un terreno donde la sociedad vive constantemente bombardeada por anuncios publicitarios, saber utilizarlos bien y de forma efectiva se traduce en no gastar el dinero.

El big bang publicitario. ¿Cuál es el origen del proceso de compra?

Para empezar, has de tener claro el principio y el final de todo el proceso de compra. Piensas que este empieza en el momento en que el consumidor te busca y termina cuando ha realizado el pago, ¿verdad? Bien. Estas equivocado.

Lo primero que has de saber es que no sabes cuándo comienza la necesidad del usuario de comprar tu producto. ¿Cuándo ha decidido comprarse esas zapatillas para correr? ¿Le ha dicho el médico que debe bajar el colesterol? ¿Ha sido mientras veía un videoclip de Snoop Dog donde llevaba unas idénticas? ¿O simplemente le han gustado siempre?

Y si asumes que el proceso de compra termina cuando se ha realizado el pago… estas dejando de lado eso tan importante a lo que llamamos experiencia del usuario. No es moco de pavo.

El neuromarketing se centra, en gran parte, en el subconsciente de nuestros clientes y potenciales clientes. Esta forma de conocer su interior nos facilitará adelantarnos a sus procesos de compra, es decir, hacer un pronóstico de sus decisiones de compra y saber cómo y cuándo actuar.

Te estarás preguntando si nos hemos vuelto locos o si necesitas una bola de cristal. Nada más lejos de la realidad.

Las personas nos movemos por impulsos, hasta el más comedido. Hay “algo” que causa una compra, ya sea una necesidad o un deseo. A veces se trata tan sólo de un reflejo de necesidad (crees que necesitas un iPhone para poder respirar pero lo cierto es que has vivido gran parte de tu vida sin él y no has sido menos feliz).

Ahora que ya sabes lo que es el neuromarketing, vamos a ver sus tipos.

Tipos de neuromarketing

Neuromarketing auditivo

¿Sabías que el oído de una persona es capaz de escuchar 34.000 radiofrecuencias diferentes? El neuromarketing auditivo se enfoca en nuestra percepción del mundo a través de la música. Con el oído sentimos, evocamos recuerdos y creamos experiencias. Es uno de los sentidos más fuertes y, bien usado, es un monstruo del crear sensaciones y sentimientos.

Dale al play y cierra los ojos.


Acabas de viajar al 2013, a un mundo lleno de Ferreros Rocher.

 

Neuromarketing visual

El neuromarketing visual es otra de las herramientas más poderosas dentro del terreno de mercadeo y lo que muchos no saben es que no se trata de poner sólo una imagen bonita y colores llamativos. Hay mucho más.

Podríamos hacer un artículo sólo de técnicas que funcionan en el marketing visual, porque además de denso es un contenido interesantísimo. Trucos como utilizar rostros de personas que miren al frente para aumentar la empatía, caras que miren directamente al producto para llevar la vista del usuario hacia este o poner los textos más importantes en las zonas “calientes” de la imagen, son solo la forma de abrir boca a este mundo.

Existen ejemplos de neuromarketing visual en todas partes. Focos que se centran en producto concretos, precios que acaban de 0,99€, botones con forma de carrito de compra en las tiendas online, incluso imágenes que juegan a ser otras para llamar la atención del usuario.

Neuromarketing kinestético

Tu tacto, olfato y gusto no tienen una prioridad menor en los procesos de compra, por mucho que tú les des menos importancia. Sabemos que vas al cine sin intención de meterte una caja de palomitas entre pecho y espalda, pero es que ha sido entrar y ese olor…

Por cierto, está comprobado que las mujeres hacen un mayor uso del tacto que los hombres. ¿Por qué será?

¿Puede el neuromarketing ayudar a vender más?

Si has leído el artículo entero, no hace falta que respondamos. Mejor vamos a enlistarte una serie de ventajas que puede darte para tu negocio:

  • Mejora la experiencia del usuario
  • Efecto contagio
  • Experimentas con tu producto
  • Identifica patrones causa-efecto
  • Estimula a tus clientes
  • Estudia partes del proceso de venta que otras técnicas no se atreven a estudiar, como las emociones, sentimientos o experiencias.
  • Trabajas sobre un estudio. No lanzas publicidad pensando en tu producto, sino pensando en la mente de tus consumidores.

Recuerda una premisa básica: vendes a personas. Y no, no se trata de manipular, sino de conocer a esas personas a las que vendes. Somos seres con emociones y experiencias, con mensajes aprendidos de lo que está bien y lo que está mal.

Ponle salsa y sabrá mejor

Este ritual de amor y seducción del reino publicitario baila a ritmo de salsa. Uno lleva, el otro se deja llevar, pero ambos bailan en pareja al compás.

Para los que no han movido los pies al ritmo en su vida, una aclaración: en la salsa el hombre lleva y la mujer se deja llevar. El objetivo de él ha de ser que ella disfrute. Paso a paso, pendiente de ella, guiándole al ritmo. Si el hombre se olvida de su función principal, nada fluye.

neuromarketing

Para llevarla, ha de conocer a su pareja. La coge de la mano, prueba un paso básico. Estudia, analiza la fluidez de sus movimientos. Si pones a una mujer que no sabe bailar salsa a dar vueltas, ella acabará despeinada, pero sin saber dónde está el norte.

El neuromarketing tiene un poco de baile. Un poco bastante. Analiza, estudia, conoce y baila. Siempre al ritmo y siempre de mano con su pareja.

Que todo fluya…

El poder del neuromarketing. Definición y ventajas
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados