Que es un slogan y algunos consejos para crear el tuyo

Qué es un slogan y algunos consejos para crear el tuyo

¿Qué es un eslogan? Podemos definir un eslogan como una frase que se utiliza para fijar o resumir el mensaje que se quiere dar a conocer en un anuncio. Se busca que el usuario lo recuerde; así será más fácil que se termine decantando por el producto o servicio en cuestión.

Lo más común es que el anuncio sea recordado por sus imágenes, por la música o por su originalidad, entre otros rasgos.

Si quieres saber cómo diseñar un slogan de éxito, te animamos a seguir leyendo.

¿Qué es un eslogan y cómo crear uno original? Consejos prácticos

Empieza desde el logotipo

En el caso de que todavía no hayas creado una marca aún será cuestión de empezar por ahí. Realmente, el eslogan funciona como una especie de logotipo que ayuda a extender la imagen de marca.

Es raro que un eslogan funcione sin un logotipo (con excepción de algunos medios, como puede ser la radio). Aprovecha ahora que sabes qué es un eslogan para crear también el logotipo.

Simple

El eslogan tan solo conseguirá el efecto deseado si se puede comprender rápidamente. Piensa que, en el mejor de los escenarios, tan solo vas a tener unos pocos segundos para impresionar a tu audiencia, y no los puedes desperdiciar. Por ello, necesitas que el eslogan sea simple.

Aquellas frases que estén compuestas por más de una oración, con palabras excesivamente complicadas, deberían evitarse.

Un buen ejemplo de esto que estamos diciendo lo encontramos en el Just Do It (Solo hazlo) de Nike.

La creatividad al poder

Cuanto más creativo sea el eslogan, mucho mejor. Se busca sorprender, incluso hasta engañar al usuario. Si consigues darle algo diferente, algo a lo que no esté acostumbrado y no le pueda dar ningún competidor, te lo habrás ganado.

Si es posible, también puedes agregar alguna que otra broma, pero sin llegar a convertirlo en una parodia.

Ten presente a tu público objetivo

A la hora de definir la marca se debe tener muy en cuenta el público al que nos vamos a dirigir. Por ejemplo, una empresa que se dedica a la fábrica de artículos de ortopedia no tendrás necesariamente el mismo público objetivo que una empresa que se dedica a vender zapatos.

También se tendrá que considerar si los clientes son locales, nacionales o internacionales. Puede dar mucho juego un eslogan local, relacionado con el pueblo o la ciudad en la que se encuentra el establecimiento. Sin embargo, podría ser difícil de entender en otras partes del mundo.

Se debe considerar también la traducción en otros países: la traducción del eslogan de un lado a otro puede cambiar de manera significativa.

Un ejemplo muy curioso lo tenemos con KFC. Su eslogan es Tan bueno como para chuparse los dedos. Sin embargo, cuando se lanzó en China, la traducción era Come hasta arrancarte los dedos.

Brainstorming

El Brainstorming es una mecánica de trabajo, también conocida como lluvia de ideas. La mejor manera de hacerlo es en grupo, ya que así se pueden tener ideas brillantes sin casi pretenderlo.

Se toma una pizarra y se van anotando ideas según se nos ocurre (siempre y cuando tengan relación con la marca, producto o servicio), sin destacar ninguna. Estas palabras pueden ser sustantivos, adjetivos o verbos.

Una vez que hayáis terminado con el listado, será cuestión de volver a leer la lista de palabras y ponerlas en orden, priorizando las que tienen más relación con la empresa.

Los expertos recomiendan eliminar aquellas palabras que estén relacionadas directamente con el ámbito de tu empresa. Por ejemplo, si te dedicas a vender calzado, quizá no te interesen palabras como “zapatos” o “zapatillas”, ya que no son demasiado especiales.

Quédate con 5-10 palabras e intenta crear la frase.

Generadores de eslogan

Ahora que ya sabes bien qué es un eslogan, quizá te interese saber que hay herramientas que se encargan de generarlos de manera aleatoria. No son tan precisos como para ayudarte a conseguir el eslogan perfecto sin más, pero sí que pueden darte alguna que otra idea en la que basarte.

Son herramientas que se pueden combinar muy bien con la técnica anterior, con la Brainstorming, para tener más versatilidad e información a la hora de decidir.

Preguntas que debes hacerte

Una vez que ya tengas un slogan, pregúntate lo siguiente:

 ¿Tu eslogan es fácil de recordar?

– ¿Tiene relación con el logotipo, con tu imagen de marca o negocio?

– ¿Se parece a otros slogans de tus competidores, es algo único y diferente?

Dedícale tanto tiempo como necesites para crear el slogan perfecto: horas, días o hasta semanas, ya que no se puede elegir lo primero que se nos ocurra.

Si estás buscando cómo crear el eslogan perfecto, pero todavía no has encontrado uno que identifique a tu marca, no dudes en seguir estas indicaciones para darle forma. Y si no siempre puedes escribirnos a Buda Marketing y sin duda te ayudaremos a encontrar el eslogan perfecto.

¡Valora este contenido!

Artículos relacionados