importancia del color para mi marca

La importancia del color en el diseño de tu marca

Antes de hablar de la importancia del color en el diseño veamos que es el color.  El color es una impresión óptica producida por el reflejo de la luz en los objetos a nuestro alrededor. Explicado de forma muy básica, la luz blanca que nosotros percibimos es la unión de todos los colores. Cuando esta luz choca con un objeto, éste absorbe todos los colores de la luz blanca y devuelve únicamente un tono, que es el que llega a nuestros ojos.

La sensación óptica que producen los fotorreceptores de nuestra retina cuando nos llega esta parte de la luz es lo que llamamos color.

Los colores primarios de la luz son el rojo, el verde y el azul, y de la unión de ellos obtendríamos la luz blanca.

Sin embargo, estamos acostumbrados a escuchar que los colores primarios en la pintura, que son el amarillo, el cyan y el magenta. De su unión obtendremos el resto de colores tal y como vemos en el gráfico.

gráfico teoria colores

Claves

Psicología del color

A la hora de elegir un color corporativo para nuestra empresa es importante saber que no todos los colores generan el mismo sentimiento. Ya sea por las sensaciones que generan en nuestro cerebro de forma innata, por asimilación con la naturaleza o por construcción social, los colores suelen llevar asignados una serie de valores o atributos que nos producen una u otra emoción. La importancia del color en el diseño gráfico es cada vez mayor, y no debemos pasar por alto que una buena elección, es vital. 

Por ejemplo, hay muchos errores a la hora de crear un logotipo, que es una de las partes fundamentales de nuestra imagen. Entre los más destacados, están los que no pensar qué significado puede tener esa imagen y color que hemos escogido, o qué sentimientos transmite al consumidor. No basta con que a ti te guste.

Es parte del trabajo de un diseñador conocer la importancia del color en el diseño a la hora de crear el branding de una empresa. El color corporativo, como veremos más adelante, forma muchas veces la máxima expresión de la marca, por ello debemos tener en cuenta este aspecto a la hora de elegir el color que caracterizará a tu negocio.

En general, podríamos decir que los colores tienen las siguientes características:

  • ROJO: es un color muy vital, asociado generalmente a una acción intensa y excitante. Simboliza fuerza, pasión, calidez, energía y a veces peligro.
  • NARANJA: También está muy asociado con la energía y la acción. Es un color muy potente, por lo que debe usarse con cuidado. Otros atributos que simboliza son la creatividad, juventud, dinamismo, diversión, optimismo.
    AMARILLO: Es excitante y vibrante. Se relaciona con la inteligencia y la mente, aunque a veces también con el peligro. Inspira fuerza, voluntad, alegría, calor y luz.
  • VERDE: Por su fuerte unión con la naturaleza nos transmite relax, bienestar y equilibrio. También se relaciona con la esperanza, el crecimiento, el ecologismo, la libertad o la salud.
  • AZUL: es fresco y transmite a la vez tranquilidad y confianza. Se asocia también con la inteligencia, la sinceridad y la profesionalidad.
  • VIOLETA: dependiendo de la cantidad de magenta o azul que tenga puede tomar diferentes matices. Se asocia con lo psicológico, pero también puede reflejar creatividad, lujo, fantasía, elegancia o misterio.
  • ROSA: se suele asociar con lo femenino o lo delicado. También con aspectos infantiles, tiernos, presumidos, íntimos o afectivos.
  • MARRÓN: es un color duro y, al igual que el violeta, difícil de encasillar debido a sus múltiples matices. El marrón puede estar ligado a la tierra, a la naturaleza, mostrando un aspecto rústico o confortable. Pero también se usa para mostrar lujo, seriedad o estabilidad.
  • BLANCO: aunque es muy utilizado como color auxiliar, una imagen corporativa basada en el blanco transmitirá refinamiento, limpieza, simplicidad e innovación.
  • NEGRO: puede mostrar dos aspectos muy distintos. Por un lado, es el color asociado a lo misterioso, la muerte y lo desconocido. Pero también muestra seriedad, lujo, elegancia y autoridad.

Diferenciarte es la clave

Crear una buena imagen corporativa de empresa no es fácil. La psicología del color es importante para conocer qué colores pueden ser más apropiados para nuestro negocio. Sin embargo, debemos tener en cuenta que este no es más que uno de los factores que barajamos al crear la imagen de una marca y no siempre es el más importante. Podríamos, por ejemplo, decir que la imagen de Nike generalmente se mueve entre el blanco y el negro puro, y no tiene nada que ver con la muerte, la pureza o la simplicidad. Pero también es cierto que la fuerza de su logo no reside tanto en su color sino en su forma.

Un factor muy importante a la hora de elegir el color corporativo es la diferenciación con la competencia. Para ello debemos llevar siempre a cabo un estudio del mercado a la hora de crear una marca. Por poner un ejemplo, ¿Por qué las principales empresas telefónicas que trabajan en España tienen colores tan distintos? Movistar es azul, Vodafone rojo, Orange es evidentemente naranja. Llega un punto en el que sus competidores tienen que pensar cómo escapar de estos colores. Ejemplos que te ayudarán a ver la importancia del color en el diseño de esas marcas.

importancia del color en el diseño

De ahí el caso de Yoigo, cuyo sello de color corporativo es un degradado de colores sobre fondo blanco.


Es un ejemplo muy claro de hasta qué punto debemos buscar esta diferenciación. La mente del consumidor te recordará mucho mejor si te diferencias de la competencia, y uno de los elementos que mejor recordamos es precisamente el color corporativo.

La importancia del color en el diseño de la marca

Para acabar, vamos a ver algunos casos donde el color de la marca es la principal seña de identidad de la misma, hasta tal punto que ha sido el eje de sus campañas de marketing y ya nos es imposible separar uno del otro.

  • Heineken, piensa en verde. El lema de Heineken durante mucho tiempo ha utilizado su distintivo color corporativo para hacerse notar.
  • ING, la cuenta naranja. Hemos visto en el apartado de psicología del color cómo una entidad bancaria podría apostar por colores mucho más serios como el negro, el marrón o el azul para dar un carácter de seriedad, profesionalidad y transparencia a su identidad corporativa. El naranja es un color muy vivo y llamativo, en parte asociado a la juventud y la acción. El desarrollo del branding de ING tuvo esto muy en cuenta a la hora de crear una marca que pretendía refrescar y renovar la imagen de los bancos, creando una línea muy clara de separación entre la “vieja banca” y la “nueva banca”. Su color simboliza esta renovación y le separa enormemente de su competencia en lo que a identidad corporativa se refiere. Tanto es así que su lema publicitario siempre ha sido asociarse con el color de su marca.
  • Coca-Cola. Por último, no podía faltar Coca-Cola, el mejor ejemplo de la importancia del color en el diseño de una marca. Es tal el poder del rojo de Coca-Cola, que es el responsable de que la imagen que todos tenemos de Papa Noel sea de un amable anciano rojo y rechoncho en lugar de verde, que fue su color original. De hecho, es tan difícil desligar a Coca-Cola de su color corporativo, que cambiaron todas las latas de sus subproductos Light y Zero al rojo original, añadiendo una pequeña banda de color diferenciadora, ya que mucha gente no localizaba la marca en los supermercados si no era cuando veía ese rojo potente y llamativo que todos conocemos.

Por lo tanto, podemos deducir que el color corporativo no es un elemento que debemos dejar al azar a la hora de diseñar nuestra marca. Debemos tener en cuenta  la importancia del color en el diseño de tu marca, cómo funciona, qué representa en nuestra marca, qué colores vamos a utilizar para potenciarlo o combinarlo y si es un elemento que nos va a servir para diferenciarnos de nuestra competencia y reforzar nuestro branding para crear una imagen de empresa sólida y con futuro.

La importancia del color en el diseño de tu marca
5 (100%) 3 votes

Artículos relacionados