propuesta de valor

Qué es y cómo hacer una propuesta de valor para tu empresa

Lanzar un producto o un servicio nuevo no es algo fácil, aunque lo parezca. Salvo casos muy puntuales, siempre suele haber otras empresas competidoras que ofrecen un servicio parecido y que en muchos de los casos ya están posicionadas en el mercado. Por eso, es necesario tener una propuesta de valor, tener claro el posicionamiento, y el mensaje de marketing que se quiere transmitir. (y esto lo decides tu, no hace falta que sea una agencia de marketing)

Las propuestas tienen una naturaleza estratégica y suelen formar parte del negocio de cada empresa. Es (casi) imposible que un negocio salga adelante si no sabes de base cuál es su propuesta de valor. Tener un objetivo claro y saber cuáles son nuestras fortalezas nos guiarán por el camino correcto hacia la meta.

En este post  vamos a hablaros de lo que es una propuesta de valor, algo que todas las empresas necesitan ya que es lo que les hace diferentes de las otras empresas competidoras. Es el porqué se debería de comprar en esa tienda y no en otra, y resume en unas líneas las características destacables de las empresas. Siempre tiene que aparecer en la primera página o landing page y normalmente es el slogan que engloba todo acompañado de un añadido que dé valor a esa propuesta. La propuesta es siempre lo más destacado y lo acompaña lo añadido.

 

Qué cuestiones tiene que resolver la propuesta de valor

  • ¿Por qué hacer negocios contigo y no con otras empresas?
  • ¿Qué tiene de diferente tu producto del de la competencia?
  • ¿Puede garantizar algo tu producto que otro no pueda mejorar?

 

Cómo hacer una propuesta de valor en una empresa

  • Hay que posicionarse en la mente de tus potenciales clientes. Para ello, hay que usar marketing y orientar tu empresa hacia el nicho de mercado, porque sin ventas, no hay empresa. Así que busca tu ángulo de entrada, focaliza en algo en concreto para captar la atención.
  • En todos los negocios tienen que tener claro quiénes son tus clientes. Para ello hay que mirar a los factores sociodemográficos y psicográficos, que son el sexo, la edad, dónde se encuentran geográficamente tus potenciales clientes, intereses, conductas, estilos de vida, personalidad, etc.
  • Después, lo mejor es hacer un analisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). Para quien no lo sepa, es un análisis sobre los puntos a potenciar y reforzar de una empresa, y está formado por factores internos y externos.
  • Estudiar la imagen y perspectivas tiene de nosotros el cliente. Identifica y conoce a tu público a través de estrategias. Qué imagen se quiere potenciar de cara al público objetivo y posicionarse en la mente de tus potenciales clientes. Para ello hay que usar el marketing de forma profesional y orientar tu empresa hacia tu mercado porque sin ventas, no hay empresa.

 

 

Claves para que la propuesta de valor sea exitosa

 

  • Hay que dedicarle tiempo a buscar una propuesta de valor convincente pensando en que el público invierte en cubrir sus necesidades.
  • La forma de ser de tu empresa, su personalidad y la manera que tiene de comunicar estas dos características, también pueden ser una más de sus propuestas de valor.
  • Tener claro cómo se va a interactuar con el cliente, bien vía internet o cara a cara, y qué experiencia queremos que tenga con nosotros.
  • Lo que no se entiende no se compra. Haz que la propuesta sea sencilla.
  • Ten en cuenta que debes cumplir lo que prometes. La marca no puede proponer nada que su producto no sea capaz de cumplir, porque defraudamos y hacemos sentir engañado a nuestro cliente. Recuerda siempre: una buena imagen puede tardar años en crearse, pero una mala se crea en un día, y deshacerte de ella te requerirá muuucho tiempo. El cliente no olvida, como los Stark.
  • Intenta que sea lo más coherente posible. Ser incoherentes provoca, por tanto, desconfianza e incredulidad.
  • Utiliza recursos mnemotécnicos. Haz una asociación de palabras que comunique con el cerebro y lo estimulen, que perduren en el tiempo, juegos de palabras y todo tipo de recursos lingüísticos e imágenes visuales en donde el usuario sienta una fuerte conexión o atracción con el producto o servicio ofertado. Ya sabes, ¿te gusta conducir? Porque si bebes no conduzcas, porque tú lo vales, y queremos que vuelvas a casa por Navidad. ¿Entiendes lo que queremos decir?
  • Es recomendable que el mensaje comience con un verbo o un imperativo que otorga a lo que quieres decir un valor dinámico.

 

Esperamos que todo lo que te hemos contado hasta hoy te sirva de ayuda y te anime para hacer tu propia propuesta de valor teniendo en cuenta los puntos que hemos visto hoy.

¡Piensa bien tu estrategia y adelante!

Qué es y cómo hacer una propuesta de valor para tu empresa
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados