Porcentaje de rebote: ¿Qué es y cómo reducirlo?

El posicionamiento web es un factor clave que define el éxito de una página, el cual no solo depende del SEO. Existen otros factores que se deben analizar y ajustar para lograr alcanzar a más personas y conseguir más interacción. Uno de estos factores es el porcentaje de rebote.

En este artículo quiero dejarte claro qué es el porcentaje de rebote y cómo éste valor resulta ser una de las principales métricas que se utilizan para medir el porcentaje de aceptación o el comportamiento de una página web. Te explicamos con más detalle en qué consiste dicho porcentaje, cómo medirlo y cómo ajustarlo para lograr que los usuarios interactúen mejor con tu página.

¿Qué es un rebote?

Nos referimos al rebote en la web cuando un usuario entra a tu página y sale de inmediato de ella, sin hacer ningún tipo de consulta ni entrar en otra página.

Google cuenta con una herramienta definida como ”Google Analytics”, la cual es una métrica para calcular el tiempo de permanencia de un usuario a una página web y poder así valorar qué tan buena puede ser dicha página. Por ejemplo, una página resulta “buena” cuando el usuario encontró la información que buscaba; mientras que una página resulta mala cuando el usuario entró y no permaneció ahí ni tres segundos. Este registro ayuda a calcular la tasa de rebote.

¿Qué es el porcentaje de rebote?

El porcentaje de rebote mide la repuesta de un usuario dentro de una página web. En líneas generales, el porcentaje de rebote te permite cuantificar la respuesta que un usuario tiene ante un sitio de la web; cuántos usuarios permanecen en la web y cuántos la abandonan sin visitar ninguna otra página de la misma.

porcentaje de rebote

 

El porcentaje de rebote viene a representar una de las mediciones claves para el análisis de páginas web, ya que permite determinar cuántos usuarios visitan de manera fugaz o esporádicamente un sitio, y cuántos visitan la web con frecuencia y son fieles a su contenido, logrando así el posicionamiento de la página web.

En otras palabras, a través del porcentaje de rebote podemos determinar la valoración de la calidad de una página web, tomando en cuenta las visitas y la interacción de sus usuarios.

Es de resaltar que actualmente, ya se está mencionando otra forma de medición dentro del Google, definida como Dwell Time. Ésta define la calidad de la página, pero ya no con la cantidad de sus usuarios sino a través del tiempo de permanencia de la sesión como otra forma de porcentaje de rebote.

Igualmente te dejamos claro que hay varios factores que van a incidir en el número de visitas a la página web, y por tanto en el porcentaje de rebote de un sitio. Algunos de estos factores son el diseño de la página o su uso complicado, lo que hace que el usuario la abandone de inmediato. Otro motivo por el cual los usuarios también abandonan la página es por haber conseguido directamente la información que buscaban, por lo que no tienen necesidad de explorar otras páginas.

Toda esta medición del porcentaje de rebote incidirá en que Google decida indicar tu página como una de las más posicionadas por la fidelidad de tus usuarios.

Igualmente, quiero dejarte claro cuándo un rebote de una página podría no serlo.  Consideremos estas dos premisas con las visitas a la página de dos usuario “X” y “Y”.

  • Cuando el usuario “X” visita la página web, revisa su contenido por espacio de unos 20 segundos y la abandona, ya sea a la página anterior o cierra por completo la ventana.
  • Cuando el usuario “Y” entra a la página, lee su contenido por un tiempo mínimo de 5 minutos y sin hacer click en otra sesión, decide abandonarla.

En teoría, en ambos casos podríamos hablar de un porcentaje de rebote, pero no lo es si consideramos el tiempo que permanecieron en la web. El usuario “X” entró a la página y no encontró la información que buscaba; pero no fue así para el usuario “Y”.

¿Cómo reducirlo?

Todo dependerá de dónde proviene el tráfico de tu web. Es decir, si los usuarios acceden a tu sitio web  a través de buscadores como Google, es probable que tu página presente un porcentaje de rebote alto. Si por el contrario, los usuarios van a tu página a través de enlaces de otras páginas o de invitaciones, el porcentaje de rebote será más bajo.

Sin embargo, en líneas generales puedes reducir tu porcentaje de rebote haciendo lo siguiente:

  • Mejora tu contenido y haz que sea más fácil de leer para los usuarios.
  • Mejora el diseño de tu web.
  • Evita la aparición de ventanas emergentes.
  • Crea una mejor estructura organizacional de la información dentro de la web.

Igualmente, Google te brinda la herramienta Pack de Checklists sobre Optimización del SEO, dándote una orientación  general para conocer qué tareas podrás realizar  para optimizar el SEO de tu sitio web,  así como de cualquier artículo que publiques. Si no, siempre puedes buscar una agencia SEO que te ayude con estas tareas 😉

Crazy Egg, es también otra herramienta para medir el comportamiento de usuarios. Además, cuenta con un blog donde podrás aprovechar su contenido y potenciar tu sitio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *