Lenguaje inclusivo en redes sociales. Sí o noPROMO FB

Lenguaje inclusivo en redes sociales. La nueva estrategia para las empresas.

La R.A.E. no está de acuerdo, pero parte del público sí. Son muchos (perdón, much@s) las que se alzan a favor de un cambio en nuestra manera de comunicarnos a favor de un lenguaje evolucionado que no abrace el masculino como genérico. El público habla, y las empresas escuchan. Entonces, yo como negocio, ¿debo adoptar este lenguaje inclusivo en redes sociales o es una moda que puede traerme consecuencias? El uso de la “e”, “x” y “@” están en alza. ¿Es beneficioso para mi marca?

¿Qué es el lenguaje inclusivo?

El lenguaje inclusivo o lenguaje no sexista es aquel que pretende que deje de existir un sesgo hacia un género en particular. En base a esto y al creciente movimiento feminista que se está alzando a nuestro alrededor, son muchas las empresas que están acogiendo en su estrategia como una forma de reivindicar la igualdad de género en nuestro lenguaje.

¿Uso del masculino para géneros mixtos? Lo que se veía normal hace unos años está empezando a verse criticado por muchos y muchas que reclaman una nueva forma de expresión a mano de los cambios sociales de los últimos años.

Pero, ¿cómo podemos acoger un lenguaje que no excluya a ciertos segmentos de personas?

Lenguaje inclusivo. Ejemplos

¿Cómo podemos hablar de forma inclusiva en nuestros textos? No todes, ni todxs, ni tod@s lo hacen de la misma forma.

  • Desdoblamiento. Lo hemos hecho toda la vida. Se trata de incluir a ambos géneros en nuestros mensajes y, si ha funcionado siempre, no tiene por qué dejar de hacerlo. “Tenemos un regalo muy especial para nuestros usuarios y usuarias”. De primeras, puede parecer un buen recurso de lenguaje inclusivo, pero existe un problema. Cuando hablamos de inclusión no hablamos solo de hombres y mujeres, sino también a personas de género no binario, y en este tipo de mensajes, estas personas no irían incluidas. Además, puede resultar un problema en publicaciones que no puedan alargarse a más de X palabras, como por ejemplos las publicaciones en Twitter o mensajes de anuncios de Facebook Ads.
  • Palabras colectivas o expresiones neutras. Siempre que se pueda, aunque no siempre es posible, podemos usar expresiones neutras. Por ejemplo, “Los miembros de la junta médica (en lugar de “médicos”) están trabajando a tope para dar el mejor servicio a todos nuestros clientes”.
  • Sustitución por “x”, “e” y “@”. Y aquí entramos en materia para hablar de una de las formas que más llama la atención y que más seguidores y detractores está consiguiendo. Se trata de sustituir el masculino genérico por “x”, “e” o “@”. Por ejemplo “Buenos días a todxs” “Buenos días a todes” “Buenos días a tod@s”. Cualquiera de estas formas vale para lo mismo (aunque la «e» tampoco incluye a las personas de género no binario).

 

lenguaje no sexista RAE

¿Buena ortografía o conciencia social?

El problema de las redes sociales es que todo, absolutamente todo, es mirado con lupa por parte de nuestros seguidores. Este tipo de decisiones tiene, de por si, muchos seguidores y detractores y no serán pocas las personas que tacharán a las marcas que utilizan el lenguaje inclusivo de oportunista.

Además, amparados por la R.A.E., hay quienes se encuentran absolutamente en contra del lenguaje no sexista y dirán, (con razón, si lo estudiamos de forma objetiva), que es gramaticalmente incorrecto.

lenguaje no sexista rae

Aún no son muchas las marcas que se han unido a esta tendencia, si bien las que lo han hecho son firmas de altura y con muchos seguidores. La reivindicación social creciente hace que las marcas que se unen al movimiento gocen de una imagen de apertura y feminismo que, aunque no nos guste decirlo así, vende. Pero, ¿siempre? No, siempre no.

lenguaje inclusivo ejemplos

 

 

Lenguaje inclusivo que excluye

No es un trabalenguas. Sí, el lenguaje inclusivo exluye a parte de la sociedad. De hecho, aunque nace en aras de inclusión, en realidad no cuenta con un aspecto clave: los programas de síntesis de voz para gente con discapacidad visual no entiende (al menos todavía) esta nueva forma de escribir. Es decir, si una persona sin visión se encuentra con un texto escrito con «@» para evitar el masculino genérico se volverá loco.

Lenguaje no sexista para mi marca. ¿Sí o no?

Después de leer lo que has leído en el párrafo anterior, pensarás que la respuesta es obvia, pero no, no es así. El beneficio de incluir este tipo de mensajes dependerá, como no, del tipo de público objetivo que persigas.

El lenguaje está al servicio de los ideales de una sociedad, pues sirve para sembrar y comunicar las ideas de una comunidad que evoluciona día a día.

Es innegable que el peso del movimiento social feminista en nuestros días es enorme. Entonces, si lo consideras oportuno, ¿por qué no poner tu granito de arena para apoyarlo?

Ahora bien, si consideras que el masculino genérico no incumple el mandamiento feminista y prefieres escribir de forma correcta según la R.A.E., te verás arropado por muchas personas que consideran que la forma de escribir es solo una forma de distracción de cosas verdaderamente importantes y que el bienestar de la mujer nada tiene que ver con nuestra forma de escribir.

Y tú, ¿qué piensas? ¿Estás a favor de una evolución hacia un lenguaje inclusivo o piensas que hay que escribir según lo que la R.A.E. considera como correcto? ¿Crees que es importante que las empresas empiecen a tomar este tipo de conciencia social?