la imagen corporativa de una empresa

Cómo crear la imagen corporativa de una empresa y sus elementos más importantes

Es habitual que cuando pienses en la imagen corporativa de una empresa tu mente, casi sin quererlo, focaliza en el logotipo.

Pero en realidad engloba muchos más ingredientes que tienen la misma importancia. Se trata de evocar en el receptor una identidad corporativa que coincida con la que realmente quieras transmitir. Y eso requiere un gran esfuerzo creativo, pero también de persistencia en todas tus acciones, imprimiendo un sello determinado en cada una de ellas para lograr ese objetivo.

¿Qué elementos componen la imagen corporativa de una empresa?

 

Nombre comercial o marca

Lo primero es pensar si la imagen corporativa de una empresa por sí misma ya indica a qué se dedica o si no habrá forma de saberlo. Un ejemplo del primer caso sería: ‘Viajalia’, lo que puede darnos pistas de que podríamos ser una agencia de viajes. Un ejemplo del segundo sería ‘McDonalds’, con el que a priori no hay forma de intuir a qué se dedica la empresa. ¿Y qué opción es mejor? Pues para eso están el resto de componentes de la imagen corporativa. Es algo que debe decidir la dirección de la empresa.

Lo que está claro es que debe tener personalidad, ir con los tiempos y ser fácil de recordar. En este caso, los juegos de palabras o la sustitución de letras por otras que suenan igual es tendencia (que se lo pregunten al chef ‘Dabiz Muñoz’).

Logotipo

Quizá lo que requiere un mayor tiempo de dedicación. Es algo que debe perdurar por muchos años y que debe encerrar la personalidad de la empresa. Por eso es tan importante dedicarle todo el cariño del mundo a crear un logotipo. La buena noticia es que la tendencia es hacer logos muy simples, dejando un poco de lado los degradados, la combinación de muchos colores, el exceso de texto…. En este post te enseñamos los errores que no debes cometer al crear un logotipo por si te ayuda.

El logotipo también debe ser algo fácil de recordar, y para eso debe ser sencillo (piensa en Adidas, Nike, Audi…), fáciles de dibujar por nosotros mismos.

 

 

Página web

La importancia de página web radica en que es el lugar de referencia en Internet. En un entorno tan competitivo, una página web bien trabajada y bien posicionada es sinónimo de nuevos clientes. El diseño tiene que ir en la línea del logotipo, usando los mismos colores y tonalidades, el mismo estilo. También debe ser fácil de usar, responsive y atractiva, que permita la interacción con los usuarios (algo que precisamente ayudará a posicionarla). Por supuesto, una buena selección de imágenes bien grandes es una gran opción para atraer la atención. Pero tienes que elegir qué quieres proyectar: elegancia, locura, libertad… Entre los muchos tipos de paginas web encontrarás una que se ajuste a tus necesidades.

Redes sociales

Actualmente, el gran tráfico a los sitios web proviene de las redes sociales, porque es donde realmente pasamos el tiempo. Obviamente, hay que estar en ellas. Lo que debes tener claro es en cuáles y conocer las ventajas y desventajas de las redes sociales.

En nuestros días, Facebook, solo por número de seguidores activos, interesa a cualquier empresa. Ganar seguidores en Twitter y mover tu contenido suele ser también fructífero. En los últimos tiempos, Instagram, por la fuerza de las imágenes, Youtube, con la irrupción de los vídeos en directo y los videoconsejos, y Linkedin, por los contactos profesionales que se realizan, han cobrado un gran protagonismo corporativo. Recordemos que no sirven solo para vender, sino también y sobre todo para comunicarnos con los clientes. Tienes que decidir, por tanto, qué lenguaje utilizas.

Soportes físicos y lo no tangible

Si pasamos al lado offline de la imagen corporativa de una empresa, nos encontramos con los portafolios, rollups, merchandising, tarjetas de visita, etc. Igualmente, tienen que ir en la línea del diseño web y del logotipo.

Tienen una gran importancia porque vas a mostrarlos en tu día a día cada vez que alguien visite tus instalaciones o realice una visita. Incluso la forma de vestir de los empleados y la atención al cliente deben estar en consonancia con la imagen corporativa de una empresa, lo que supone entrenamiento. Debes cuidar cada detalle.

Si después de leer este post tienes alguna duda sobre la imagen corporativa de tu empresa o necesitas que diseñemos algún elemento corporativo o quieres actualizarlo dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de diseñadores gráficos y el resto de compañeros de nuestra agencia de marketing digital en Madrid estarán encantados de ayudarte.

Si te gusta comparte 🙂 :Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this page
No Comments

Post A Comment